Ciclismo

Para todo deportista es altamente provechoso reconocer e identificar debilidades “escondidas”. Con una serie de pruebas de movimiento, se evidencia para los atletas a cuáles sistemas de desempeño parcial no tienen acceso. Asimismo se hace palpable, a través de la verificación muscular, cómo reaccionan ante el estrés el cuerpo y en especial determinados grupos de músculos. De este modo llega a ser comprensible la relación entre ciertos bloqueos en el movimiento y su manera de entorpecer el logro o desempeño general (Kinesiología del Deporte).

Apoyo en el área de la coordinación:

  • Al ser optimizado, el sistema coordinativo es capaz de asistir al cuerpo en todos sus movimientos. Las cadenas musculares cooperan mejor, los movimientos cuestan menos trabajo y se liberan reservas de energía que anteriormente estaban atadas.
  • La fase de calentamiento es más breve y el cuerpo está listo para rendir antes y por más tiempo.

Apoyo en el área visual:

  • A través de la activación de la vista binocular (el mirar con los dos ojos), el campo visual se agranda y la calidad de la percepción aumenta. Contracciones en la zona de nuca, cuello y hombro, a menudo relacionadas con un campo visual reducido, pueden ser disueltas eficaz y permanentemente.
  • Activación de direcciones visuales y movimientos secuenciales de los ojos. Cuanto mejor está a la disposición el sistema visual, tanto más seguros nos movemos en el espacio. A veces determinadas capacidades sólo se desconectan en situaciones singulares, por ejemplo manejando en curvas o al bajar velozmente una pendiente.
  • Averiguar la dominancia ocular y optimizar la vista espacial. Estimar distancias con exactitud otorga un sentimiento de seguridad al pasar tramos estrechos o curvas, o al conducir en medio de un grupo muy cerrado.

Otras posibilidades:

  • Testar y equilibrar la posición ideal sobre la bicicleta
  • Equilibrar los músculos hacia una postura y musculatura relajadas durante pruebas que exigen una resistencia prolongada
  • Identificar y equilibrar estresores frecuentes y repetitivos, p. ej. viento, tramos cuesta arriba, situaciones de esprint, etc.
  • Testar alimentos y bebidas que fortalecen el desempeño
  • Rápida adaptación del tono muscular al momento de cambiar las velocidades

Guía para la auto-activación:

  • Ciertos grupos de músculos pueden activarse fácilmente estimulando uno mismo las zonas reflejas asociadas a ellos, resultando en un mayor flujo linfático y un mejor suministro de energía; estas técnicas pueden ser aplicadas de manera sencilla durante el entrenamiento o la competencia.
  • Proporcionar programas de movimientos y ejercicios de calentamiento individualizados, apuntando especialmente al área problemática del deportista.
  • También para los deportistas que están energéticamente equilibrados hay ejercicios que pueden en un momento dado incitar a un empuje de energía, o sea, contribuir “a que se llene nuestra batería corporal” (p. ej. justo antes de una competencia o en una pausa de la misma).

X-motion
Bewegungsakademie / Academia de Movimiento / Movement Academy
Werner Elsner
Josef Roller Straße 25
2100 Korneuburg

werner.elsner@gmx.net