Atletismo

Un factor decisivo para el rendimiento en las diferentes disciplinas del atletismo es la ejecución técnica de los movimientos. La velocidad de aprendizaje o afinamiento de las técnicas deportivas depende del nivel de coordinación del atleta. Cuanto más sistemas parciales el atleta tenga a su disposición tanto más excelentes resultados puede conseguir (Kinesiología del Deporte).

Coordinación en general – colaboración de ambos lados del cuerpo:
Cada forma de correr, de tomar carrerilla, de coger impulso exige una interacción precisa entre la musculatura de los brazos y la de las piernas. Observando un atleta corriendo se puede notar muchas veces que hay divergencias entre los movimientos de los brazos. Esto significa que ambos lados del cuerpo no reciben los impulsos óptimos del sistema nervioso central. Significa además que hay músculos determinados que no apoyan el movimiento entero del cuerpo al 100%.

El oir binauricular – el oir con ambos orejas:
A veces algunos atletas tienen problemas con una reacción demasiado lenta en la salida. Una razón puede ser, que no disponen de la capacidad de oir binauricular. Significa que primero la oreja dominante percibe la señal de salida y transporta ésta a un hemisferio. Pasa cierto tiempo entre que los hemisferios se comunican entre sí y el encéfalo puede mandar una orden a los músculos.

La coordinación entre el tronco y la parte inferior del cuerpo:
A menudo atletas robustos tienen acortamientos musculares en el área de la cadera. La inflexibilidad, resultante de este hecho, impide un buen retorcimiento del tronco (contra la parte inferior del cuerpo), que es necesario para poder coger impulso de manera amplia, haciendo lanzamientos o golpes. Además el atleta no puede desarollar su estabilidad y su equilibrio de forma optima. Con la resolución de este bloqueo muscular conseguiremos un mejoramiento más claro de la amplitud de dichos movimientos.

área visual:
En las disciplinas del atletismo como el salto de altura, el salto de pértiga o el salto de longitud hay que orientarse a un listón o una barra. Para esta orientación es muy importante tener un área visual activada. A través de las capacidades mencionadas se está en condiciones de recibir informaciones precisas sobre la posición y la distancia de algunos objetos en el espacio.

La ejecución de las acciones por parte del cuerpo dependerá de la calidad de estas informaciones. Si las informaciones son insuficientes (por ejemplo porque los movimientos de los ojos de un lado a otro no son continuos sino que realizan movimientos bruscos, pequeños saltos ) el cuerpo tiene que compensar estas faltas de información, haciendo suposiciones. Por regla general funciona bastante bien, si se trata de acciones rutinarias (ejercitados muchas veces). Pero bajo estrés de competición y bajo sobrecarga, estos déficits pueden reducir claramente el rendimiento.)  

X-motion
Bewegungsakademie / Academia de Movimiento / Movement Academy
Werner Elsner
Josef Roller Straße 25
2100 Korneuburg

werner.elsner@gmx.net