Artes marciales, lucha y boxeo

La velocidad, la agilidad y la precisión de los movimientos corporales son parámetros determinantes para el combate. La concentración, el equilibrio, la rapidez de reacción y la coordinación son, aún más, componentes fundamentales para pelear con éxito. Y para ello es necesario tener acceso a ciertas capacidades específicas de rendimiento parcial.

Una verificación sistemática con la Kinesiología del Deporte informa al deportista cuáles de los sistemas de rendimiento parcial están disponibles y en qué grado. Sobre la base como son llevadas a cabo ciertas tareas de movimiento, los deportistas muy rápidamente se dan cuenta dónde tienen sus puntos débiles. Posteriormente, con el test muscular kinesiológico se puede circunscribir más nítidamente el área implicada. Más allá de eso, es una muy buena demostración para los deportistas de cómo pequeños déficit en diferentes sistemas sensoriales intervienen en el comportamiento y las reacciones de su cuerpo y sus músculos (Kinesiología del Deporte).

Coordinación: abarca no sólo el trabajo en común de la parte derecha e izquierda del cuerpo, o sea, la bilateralidad al momento de llevar a cabo un golpe o impacto, sino también el actuar y reaccionar simultáneamente con ambos lados. Otras áreas parciales de la coordinación son la cooperación entre el brazo derecho y el izquierdo para el manejo fuerte y preciso de las extremidades superiores y la cooperación entre brazos y piernas, para la cual son indispensables los reflejos de paso bien activados (equilibración del modo de andar).

Coordinación del tronco con cadera y piernas: la movilidad del torso es una condición necesaria para la buena flexibilidad al momento de esquivar, balancear y virar con un equilibrio estable. Debe ser posible lograr un ángulo de torsión de aproximadamente 90° entre los hombros y la cadera. Los deportistas con un bloqueo muscular en la zona de la cadera generalmente parecen estar rígidos y algo inmóviles; aparte de que su sentido del equilibrio quizás no funcione de manera óptima. Aquí las técnicas específicas de estiramiento pueden remediar esta situación, y los ejercicios individuales para alargar los músculos estabilizan la agilidad recuperada y dan seguridad en el nuevo patrón de movimiento.

Campo visual: la disponibilidad sin estrés de todos los campos visuales es el fundamento para reconocer al instante las acciones del contrincante, incluyendo las de piernas y brazos.

De igual importancia son los movimientos oculares fluidos, de derecha a izquierda o de arriba abajo. Con el test muscular, los deportistas normalmente se dan cuenta de que en ciertos campos visuales sus ojos no se mueven fluidamente sino “brincan“. Identificar el ojo dominante y verificar la vista binocular ayuda sobre todo a aquellos deportistas que tienen problemas para calcular distancias o reconocer de manera precisa objetos que se acercan a gran velocidad.

Coordinación ojo-mano y ojo-pie: para dar golpes certeros tanto en el ataque como en la defensa, lo que los ojos perciben debe ser transmitido fielmente a las extremidades. A veces pasa que los deportistas sí tienen una buena coordinación y un sistema visual bien activado, y sin embargo les falta precisión en algunas acciones. La razón puede ser una deficiente transferencia de información entre los ojos y la musculatura.

Después de identificar y equilibrar los bloqueos visuales, los deportistas generalmente ganan seguridad y precisión en sus movimientos, y la manera específica de reaccionar también mejora. 

X-motion
Bewegungsakademie / Academia de Movimiento / Movement Academy
Werner Elsner
Josef Roller Straße 25
2100 Korneuburg

werner.elsner@gmx.net